Casas de campo

Decidirse a vivir en el campo

Algunas consideraciones antes de decidirte comprar o construir una casa de campo.

  • Decirle adiós a los ruidos y olores de la ciudad, vivir en el campo da la sensación de calma y se abrirán nuevas experiencias sensoriales, el amanecer se recibe con el aire fresco y sonidos propios de ambientes rurales como el cantar de los pajarillos y el sonar de las hojas de los arboles con el viento.
  • Bajar el estrés, la naturaleza brinda calma contrario al frenesí de vivir en una convulsionada ciudad, puedes olvidarte del FoMO (Fear of Missing Out) que es el miedo a perderse de algo, muy común cuando se vive en una gran urbe ya que gracias a la facilidad de comunicación permite estar pendiente del último estreno de cine, obra teatral o ir a un restaurante cuando te apetezca, en el campo cambia radicalmente este estilo de vida.
  • Transporte y distancias, vivir en el campo perennemente puede hacerte ahorrar en combustible, pero si tu trabajo está en la ciudad se hace un gasto adicional por las distancias y es posible que para tareas como comprar el pan tengas que recorrer un buen tramo. La casa puede ubicarse a 15 minutos o a más de una hora de la ciudad, lo importante es tener cerca un pueblo donde abastecerse de productos básicos.
  • Si tienes niños te agradecerán comprar una casa de campo, hay más libertad en una vida dentro de la naturaleza, donde tus hijos pueden jugar y explorar el mundo a sus anchas.
  • Algunas cosas cambiaran, un nuevo mundo se abre ante tus ojos, conocerás más sobre plantas y animales, al mismo tiempo algunas costumbres cambiaran, por ejemplo en casas de campo el cuarto de baño puede ubicarse en exteriores y no en todas las zonas rurales apartadas hay electricidad o agua en la cañerías todo el día, por lo que poco a poco puedes adaptar sistemas para una mejor calidad de vida.
  • La noche en el campo, al caer la noche todo cambia en el campo, aparecen nuevos sonidos, la luz de la luna es lo que más alumbra entre los árboles, por lo que al principio puede ser intimidante para una persona acostumbrada a vivir en la ciudad, después de un tiempo perderás tus miedos y dormirás arrullado por los sonidos de la flora y fauna nocturna.
  • Un motivo más para vivir en el campo, si tienes un perro o un gato serán felices en el campo, no tendrán los límites que marcan una casa o departamento en la ciudad.

Estilos de casas de campo

  • Estilo rústico, va genial en casas rurales, la piedra, madera y el ladrillo de barro en su forma y textura original son la clave para implementar este estilo.
  • Estilo moderno, casas de campo modernas se caracterizan por diseños de techos planos, fachadas con alta proporción de cristales que generan interiores diáfanos y luminosos.
  • Estilo minimalista, “menos es más”, es un estilo de casas libres de elementos decorativos, paredes y techos lisos, colores monocromáticos, ventanas y puertas con carpinterías reducidas a su mínima expresión. La componen formas geométricas puras en la estructura así como en la decoración.
  • Estilo clásico, destaca por una mayor implementación de elementos constructivos como revestimientos texturados, ventanas con carpinterías que resaltan en la fachada, frisos exteriores e interiores, ladrillos revocados, el resultado debe ser equilibrado con una dosis de elegancia.

Tipos de construcción de casas de campo

  • Casas de campo de adobe, predomina el ladrillo de barro para la construcción de muros y techos livianos de madera o paja.
  • Casas de campo de troncos, muy utilizado en cabañas, requiere un trabajo manual importante para el corte, pelado de troncos y el apilado, puede tener una apariencia rústica o moldeados cuando pasan por un proceso de homogenización de la forma.
  • Casas de campo de madera, tiene un alto potencial decorativo y se integra fácilmente al entorno natural, se construyen de tipo entramado (ligero y pesado) popularizados en el norte de Europa y solapado utilizados mayormente en américa, al interior la madera genera la sensación de calidez y aporta en el aislamiento térmico.
  • Casas de campo de piedra, puede durar siglos si está bien construida, es a prueba de fuego y prácticamente no necesita mantenimiento, es importante tener una cantera cerca y que la proporción de las rocas sea de aproximadamente 25 centímetros.
  • Casas de campo ecológicas, utiliza los recursos del medio ambiente como el sol, el viento y el agua de lluvia para su mantenimiento; se debe construir con materiales naturales y si es posible reciclados.
  • Casas de campo de ladrillo cocido, es utilizado mayormente para muros y cerramientos, se utiliza junto al mortero como elemento de unión.
  • Casas de campo de hormigón, muy pedidas por su durabilidad, se pueden construir con placas o ladrillos de concreto, incluso algunas vienen preparadas con aislamiento térmico.
  • Casas de campo prefabricadas, la rapidez y ahorro son sus dos puntos fuertes a destacar, en  una semana se puede tener una vivienda de campo construida y con una hermosa apariencia, incluso vienen con paneles de piedra natural y madera, además de sus instalaciones eléctricas y sanitarias preinstaladas.

Tipología de techos de casas rurales

  • Techos inclinados a una, dos, tres o cuatro aguas.
  • Techos planos

Dentro de los tipos de techos para viviendas de campo se debe elegir de acuerdo a estas condicionantes:

  • El clima, con fuertes lluvias y frecuentes, techos inclinados, si es una zona donde hay nieve se hace imprescindible tener también este tipo de techo. Por otro lado el techo plano (que en ningún caso es 100% horizontal) puede usarse en estructuras modernas debe tener una ligera pendiente para poder discurrir el agua de lluvia.
  • La Vegetación, las hojas de los arboles pueden obstruir las canaletas por lo que en algunos casos es mejor tener aleros de libre escurrimiento tanto en techos planos como inclinados.

Características que deben tener las viviendas de campo

  • Impermeabilidad, es importante que toda la estructura no permita el paso de la humedad ni el agua, los techos son particularmente propensos a que tengan filtraciones así sean de concreto por lo que es importante impermeabilizarlos con selladores acrílicos por ejemplo, en el caso de las ventanas y puertas es recomendable que sean protegidas por los volados de techo y con siliconas en los cantos cuando no han sido protegidos con la cubierta de manera total.
  • Aislamiento térmico, usar la siguiente formula: “evitar dejar pasar el frío en invierno y el calor en el verano”, tener en cuenta la altura de la casa, la inclinación de los techos y sobre todo el material de construcción utilizado; utiliza técnicas sencillas como la ventilación cruzada y la abertura de vanos en la parte alta de los muros cuando se construya en climas cálidos. Por otro lado en climas fríos tener ventanas más pequeñas, muros con mayor ancho o con capas de material livianos entre ellos.

Distribución de habitaciones de casas de campo

A diferencia de la ciudad en el campo cambian algunos aspectos en la distribución de  los ambientes:

  • Comedores y terrazas exteriores, almorzar y descansar en exteriores es una de las grandes ventajas de vivir en un entorno natural, puedes presentar esta idea a tu arquitecto la implementación de estos espacios cuando el clima sea propicio.
  • Cuarto de baño, es habitual pero no es un requisito en casas de campo ubicarlo en exteriores, por comodidad puede incluirse baños al interior de una vivienda rural.
  • Visuales hacia los cuatro lados de la construcción, conseguirás las mejores vistas ya que en viviendas rurales es posible tener las ventanas de los dormitorios y salas orientadas hacia el paisaje, se utilizan menos los patios interiores –o ninguno- en viviendas de campo.
  • Orientación de la casa, una casa de campo debido al amplio terreno podemos emplazarla de acuerdo a los puntos cardinales, de esta forma los habitantes del hemisferio norte orientaran la casa hacia el sur y los del hemisferio sur hacia el norte geográfico. Esto permite un correcto asoleamiento de todos los ambientes del hogar.

Impacto de los colores para casas de campo

  • Tonalidades rojas y terracota, otorga una imagen tradicional.
  • Escalas de color gris al negro, otorga un aspecto moderno y actualizado.
  • Color verde, sensación de tranquilidad e integración con la naturaleza.
  • Color marrón, integra y mimetiza la casa con la naturaleza siendo un color típico.
  • Color blanco, es neutral y da la sensación de amplitud, combina bien con la madera.
  • Tonos beige, otorga sutileza o suavidad a los acabados.
  • Tonos azules, sensación de frescura, si se aplica a un porche de una vivienda rural sería un lugar especial para descansar en un día soleado.

Otro color menos aplicado en exteriores pero que no se pueden descartar del todo es el amarillo que puede combinar bien con el gris, para equilibrar el brillo que otorga a los acabados de las fachadas.

Deja un comentario